Logotipo

PRENDA ENTRE PARTICULARES

Hoy en día se ha vuelto una tarea difícil cuando un particular considera vender su vehículo, dado que la inmensa gama de créditos que ofrecen las agencias, tanto para cero kilómetros como usados, deja con desventaja a quien intente vender al contado.-

La mayoría de estos particulares opta por entregar su usado como parte de pago o dejarlo en consignación para que la concesionaria se encargue de la venta, pero esta decisión conlleva cobrar mucho menos que lo pretendido por el particular.-

En definitiva, aquella persona que pretende vender por sus propios medios para lograr el precio que desea deberá tener mucha paciencia, y se va a encontrar que son varios los que le ofrecen hacerle una entrega y cuotas.-

Es normal, y creo que también acertado, pensar que si se pactan cuotas sin tener ninguna garantía, como ser cheques, pagarés o la inscripción de una prenda con registro, van a estar frente a un problema cuando las intente cobrar, y es por esto que considero como el medio más apropiado la última de las opciones.-

Conforme art. 1º del Decreto Ley 15348/46 (ratificado por Ley 12.962 y sus modificatorias): “Las prendas con registro pueden constituirse para asegurar el pago de una suma de dinero o el cumplimiento de cualquier clase de obligaciones a las que los contrayentes le atribuyen, a los efectos de la garantía prendaria un valor consistente en una suma de dinero”.-

La prenda entonces es un derecho real que tiene como fuente un contrato donde las partes son el acreedor prendario y deudor prendario, y que debe ser inscripta en el Registro que corresponda para que tengan los efectos previstos, es decir asegurar el cobro de un crédito.-

Al contrario de los que muchos creen, esta prenda con registro no es exclusiva de los Bancos, también se pueden celebrar entre particulares, lo que hace que se encuentre garantizado el pago de las cuotas, y que en el caso de incumplimientos se pueda ejecutar por vía judicial, dando la posibilidad del cobro efectivo del crédito, ya sea por el pago del mismo, o por el secuestro y posterior remate del vehículo para cubrir dicho crédito.-

Para que tenga estos efectos, el contrato prendario debe estar perfectamente elaborado e inscripto en el Registro que corresponde, caso contrario solo tendrán un documento que puede llegar a ser exigible por medio de un juicio ordinario, lo cual es antieconómico y extenso en el tiempo, lo cual es justamente lo que ese vendedor particular intenta evitar.-

En definitiva, quien pretenda vender un vehículo, y que le ofrecen hacerle una entrega y cuotas por el precio, no tiene que perder esa posibilidad venta, ya que pueden asegurar el cobro de dichas cuotas con la inscripción de una prenda con registro, lo cual es posible hacer entre particulares siempre que se tenga el debido asesoramiento.-

Juan Guillermo Ruiz
Abogado
Mandatario del Automotor
379 462-9166
Lavalle 1616 - Ctes